Grupo Poético Aljife

Grupo poético Aljife


De regreso del norte entro por la sierra de Huelva y me paro a comprobar si lo del jamón a cualquier hora es cierto o qué. Lo es, a pesar de ser el único sitio abierto a las nisesabe de la madrugada. Ya metido en pleno gozo de mandíbula veo que junto a los jamones colgados reza un cartel: ‘Aquí se vende el libro Antología del Grupo Poético Aljife’. Le digo al tabernero: ‘Póngame uno’, y no sabe el hombre, al pronto, si me refiero a un jamón entero o... ‘Un libro, póngame un libro’, le aclaro. Ya que un modo de salir de dudas con lo del jamón es presentarle batalla a dentelladas, también parece oportuno comprar libros expuestos en lugares tan poco libreros, como puede ser una taberna, para conocer voces nuevas. Y a tales horas, ya digo. 


Los autores son Juan Antonio Muñiz, Ernesto Martín, José Carlos Arellano, Ignacio Garzón y Federico Martín, todos, ‘pechando con su singularidad, a vueltas con sus obsesiones’, templando voces, ‘cuyas vidas transcurren en este rincón de la provincia donde es posible oler la palabra verde /.../ mundo interior donde esplende la luz severa y macerada del misterio’ (Manuel Moya). Pertenecen los cinco al grupo poético 'Aljife', nacido en 1996; sólo Federico ha publicado antes. Los demás estrenan tinta de imprenta. 

Ernesto Martín Díaz (Jabugo 1964), dice que



…heridos soñamos la primera luz

y nuevas ilusiones se suceden

tras el velo opaco de la noche

que nos impide la mirada tersa

Porque despertar es nuestro sueño...

Juan Antonio Muñiz (Santa Ana 1961) no pretende

…llenar de versos
las calles asfaltadas
ni colocarlos
en anuncios luminosos.
Escribir
no es más que un acto necesario
para seguir
sobreviviendo.

José Carlos Arellano (Jabugo, mediados los 60) piensa que

…la vida es simplemente el destino
que se escribe día a día,
hora a hora
segundo a segundo. 

Ignacio Garzón (Puerto Moral 1967) cree que

…es nuevamente la ventana
el único escaparate posible
para buscar al otro lado
la estúpida realidad
que conciben los anuncios.

Federico Martín (Los Romeros, hace poco más de medio siglo), canta en versos aljamiados a los 

…caleros de Fuenteheridos
poetas de las fachadas
preludios de primavera
que sólo la sierra canta.
Piedras con sudor fundías
manos con grietas de nácar,
siempre vistiendo de blanco
trajes de aldeas serranas.

Cité a Manuel Moya: acertada elección por parte del Grupo Aljife para abrir el libro: voz solitaria capaz de ser coro. 
Con las mismas, le pido la cuenta al tabernero: 
─Tanto por el jamón y tanto por el libro. ¿Le gustó? ─me pregunta al tiempo de darme el cambio.
─Mucho ─le digo─; es una delicia leer poesía a esta hora.
─Me refiero al jamón ─puntualiza.
─¡Ah!, el jamón. El jamón también ─le contesto.
─Hombre ─remata─: tan cerquita que están el uno del otro, ocurre que, o el jamón sabe a poesía o la poesía sabe a jamón; al fin, todo forma parte de lo bueno que da la sierra. 
─Usted lo ha dicho, amigo. Ea...

© Manuel Garrido Palacios
© Fotos mgp.

Francisco Morales Lomas

PUERTA DEL MUNDO
Francisco Morales Lomas

Ed. En Huida, Sevilla


No voy a entrar en su extensa bibliografía y su muy premiada trayectoria profesional, que pueden encontrar en Google. Tan sólo señalar que pertenece a ese relativamente novedoso clan de escritores-profesores que tiene en Andalucía tantos nombres destacados, desde Antonio Carvajal a Luis García Montero, Jiménez Millán, o Álvaro Salvador, Ramírez Lozano o Manuel Jurado, y narradores como Vaz de Soto, Eslava Galán, o Salvador Compán, por citar sólo unos pocos ejemplos. Este fenómeno me parece interesante, pues en algunos casos, como fue el mío, la aspiración de ser escritor es lo que nos hizo estudiar humanidades y dedicarnos a ellas profesionalmente. Sólo en el género poético tiene Paco más de quince libros publicados, contando sus antologías y plaquetas y no menos extensa es su producción narrativa, ensayística o teatral, como ya señalamos. ‘Puerta del mundo’ es evidentemente una obra de madurez, no sólo literaria. Creo que Paco ha condensado oportunamente estos tiempos de crisis, y él mismo se encuentra, según se deduce del libro, en esa etapa en la que el futuro te lleva a asumir el pasado, con sus dudas y sus héroes ya vencidos, o las perspectivas que no se cumplieron, el mundo por el que luchábamos, pero también con nuevos sueños por vivir, aun sabiendo que son sueños. En el libro hay algo de desolación, producto del compromiso, la tensión entre la realidad y el deseo, que diría Cernuda. Manuel Mantero solía preguntarse la razón por la que los poetas andaluces somos tan tristes, pero si algo de razón tiene, creo que habría que matizar que es una tristeza que viene del conocimiento de la realidad, que sin embargo asume, como refleja el flamenco, donde raras veces se acude a la rebeldía manifiesta, o se entra en detalles, pues ya al mostrar ya se está denunciando. En muchos de los poemas de este libro se refleja la idea de que, aunque ya “la vida es un dulce sol de otoño”, hay que seguir para “respirar la mansa luz que llega con el alba”. Buero Vallejo solía decir que la literatura de evasión, contra lo que puede parecer, es la realmente pesimista, mientras el drama siempre esconde denuncia, siempre aspira a una solución. La naturaleza, el paisaje está muy presente en los poemas de Paco y viene a ser el marco a través del cual se expresa el sentimiento, el estado de ánimo del poeta. El mar, las montañas, las nubes, los pájaros, el jardín, la lluvia, son los rostros de ese mundo cuya puerta es el ansia de comprender, de entender, la poesía como forma de conocimiento, de indagación en el sentido de la vida y de la muerte, pero con ese pragmatismo tan andaluz que asume lo que vendrá: “No hay que precipitarse / en el vacío/, ya se precipitará él en nosotros”. El libro no es efectivamente la puerta que tenemos y desde la que observamos el mundo, sino la puerta que buscamos, la puerta que quisiéramos abrir, es decir, la poesía como permanente búsqueda del conocimiento de la realidad y su interpretación, lo que permitiría transformarla. En sus poemas se evidencia la crisis en la que estamos, pero obviamente no es la crisis económica, sino algo más importante, la crisis espiritual, existencial de la época en que vivimos. No se olvide que Paco pertenece a esa misma generación de los que teníamos un frente común, un sistema contra el que luchar, pero tal vez habría que decir lo que el poema de Machado “Una España joven”: ‘Y es hoy aquel mañana de ayer… Y España toda, / con sus sucios oropeles de Carnaval vestida / aún la tenemos: pobre y escuálida y beoda; / mas hoy de un vino malo: la sangre de su herida.’ Ese desaliento, a veces evidente en los poemas de este libro, es el acicate para seguir investigando, buscando, es decir, viviendo. Si ya la infancia es un sueño, con lo que pudimos y no pudimos realizar, también queda un futuro, una puerta a ese mundo que puede llegar a ser lo que ahora soñamos. Por eso no es un tipo de poesía pesimista, porque el pesimismo es pasivo, invita a dejar las cosas como están. Y este es un punto más o menos constante en la poesía de Morales Lomas. El compromiso humano, sabiendo además que no vale por sí mismo en la poesía, y que esta tiene que funcionar como tal, algo en lo que parecen coincidir la mayoría de los poetas andaluces. Si no hay poesía, el compromiso se diluye…

© Rafael de Cózar

Parpalacio nº 70


Parpalacio nº 70
Fundación Joaquín Diaz
Urueña

Editorial

La sociedad que vive hoy en Castilla y León ha iniciado el siglo XXI con un escaso bagaje identificativo. Si por identidad entendemos el conjunto de conocimientos y creencias que caracterizan a un grupo étnico o cultural y le diferencian de otros similares o cercanos, habría que reconocer que muchos de los datos que se pudieran aportar en ese sentido podrían aplicarse a los habitantes de Comunidades próximas y aun lejanas....


Noticias

. Premio Calza 2012
. Premio Rondador 2012
. Asociación de Amigos de la Fundación
. Junta de Patronos
. Almanaque Popular
. La música silente
. Historia del cuento tradicional

www.funjdiaz.net

Revista de Folklore nº 370






Revista de Folklore nº 370
Urueña. Valladolid


Índice

Editorial
Joaquín Díaz (Director)

Mariano Moreno Sáez: el descubrimiento de un ceramista palentino
María Luz Husillos García

La música en la Semana Santa de Medina de Rioseco: organología, características, función y significado
Pablo Toribio

Las canciones tradicionales en las clases de lengua española: un ejemplo con folclore cántabro
Teresa Fernández Ulloa y Sara Canal Díaz

www.funjdiaz.net